En el desespero por encontrar su mascota, el pequeño dibujó un cartel que luego fotocopió para pegarlos en varias zonas.

Perrito desaparecido
Perrito desaparecido
RCN Radio

Triste por la pérdida de su mascota, un pequeño del barrio Kennedy de Tunja, arrancó hojas de un block cuadriculado, dibujó y pintó con sus colores a su perrita Lulú, además, describió las características y pidió ayuda para encontrarla.

“Me perdí puedes ayudarme a estar con mi familia”, así empieza el cartel que el pequeño Víctor Alonso Sánchez Barrera de 8 años pegó en postes, tiendas y casas del barrio Kenedy, tras extraviarse su mascota, una cachorra de raza criolla que con  cariños y juegos, se robó su corazón.

El regalo de navidad del pequeño fue la mascota, por eso sintió que debía hacer lo que estuviera en sus pequeñas manos para encontrarla y protegerla.

El inocente niño no se dio por vencido e incluso rompió su alcancía donde había ahorrado dinero de su recreo para sacar fotocopias del retrato y pegarlos con cinta en toda la zona, una hermana lo acompañó en la tarea de buscar a la mascota de su vida.

Liliana Barrera, madre del menor dijo que nunca había sentido a su hijo tan triste. “Lo primero que le dijeron al niño fue ¡Lulú se perdió! y en la noche cuando llegué a trabajar, encontré al niño llorando en la alcoba, arrodillado en la cama escribiendo se busca; fue y le sacó fotocopias, y como no le alcanzó el dinero, sacó sus ahorros de la alcancía".

 

Thumbnail

Con autorización de los padres, RCN Radio consultó al pequeño y esto dijo sobre, la búsqueda de su Lulú. 

“Yo ya me había encariñado con ella, la quería mucho también porque me acompañaba cuando me daba miedo estar solo; hacía ruiditos cuando quería salir, jugaba con ella”.

Víctor Alonso de 8 años pensó que debía luchar por encontrar a su mascota. “Cuando mi hermana me dijo que se había perdido, pensé que no me iba a quedar callado y decidí buscarla y tuve la idea de hacer los carteles y ponerlos en los postes”.

En las últimas horas un hombre que no se identificó llamó al celular de los padres del menor, afirmando que la había encontrado pero que no la devolverá porque supuestamente, su hija quiso quedarse con el animalito mientras que, una vecina que se conmovió con la tierna historia, le dará en adopción otro perrito; pero el corazón del pequeño seguirá esperando a su Lulú. 

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido