Cargando contenido

El operativo fue adelantado por el grupo de bomberos de Sesquilé y Sopo.

RIO BOGOTA
RIO BOGOTA
Inaldo Perez

El cuerpo sin vida de Juan Pablo, el menor de siete años que se cayó al río Bogotá el pasado 3 de noviembre, fue encontrado en la tarde de este martes por los bomberos de Sesquilé y Sopó en un trabajo conjunto de las autoridades de la región.

En medio del desconsuelo de la familia del menor por la situación que atravesaban, los bomberos hallaron al niño ahogado un kilómetro río abajo entre el río Bogotá y Sesquilé.

Lea además: Muere niño de 11 años en Bogotá tras falla de ascensor de un conjunto

El menor cayó en esas aguas alrededor 11:30 de la mañana en el kilómetro 41 de la vereda Boita (Sesquilé, Cundinamarca). Según los relatos de los testigos, el pequeño cayó al río justamente cuando se le fue a las agitadas aguas una chancla. Al intentar rescatarla, Juan Pablo fue arrastrado por la potencia de la corriente.

El capitán Álvaro Farfán, delegado departamental de Bomberos de Cundinamarca, explicó  en su momento que la búsqueda se haría con apoyo del cuerpo de Bomberos de Sesquilé y Sopó junto a agentes de la Policía Nacional y la Policía de Infancia y Adolescencia que después de un fuerte operativo lograron dar con el cuerpo del menor.

“Cuando recibimos el reporte, de inmediato estamos actuando. Activamos todos los protocolos (...) estamos trabajando desde el domingo para dar con el paradero del menor”, señaló el oficial que lideraba la operación que aún tenía la esperanza de encontrar al pequeño.

Le puede interesar: Piden a Claudia López trabajar de inmediato en el nuevo POT para Bogotá

En medio de esta desafortunada situación, las autoridades hicieron un llamado a los padres de familia a tener mucho cuidado con los menores de edad en este tipo de espacios donde en cualquier descuido se pueden presentar casos como el de Juan Pablo, el menor que murió ahogado en las últimas horas

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido