En las últimas horas, soldados del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario número cinco, salvaron la vida de más de 12 niños y niñas de la vereda Laureles del municipio de Baraya en el Huila, que, sin saberlo, estaban en constante peligro por una mina antipersonal que estaba instalada en inmediaciones de su cetro educativo. 

El comandante de la novena brigada coronel Oscar Rodríguez, manifestó que este hallazgo se logró gracias a información de los pobladores, quienes manifestaban que este artefacto llevaba cerca de tres años en el sector, poniendo en riesgo la vida de los menores y sus familias, que diariamente transitan por allí.


El oficial agregó que se adelantan diferentes labores de búsqueda de más artefactos explosivos en esta zona con el objetivo de garantizar la vida y seguridad de los huilenses.