Gran preocupación hay en las autoridades locales por el incremento en los índices de deforestación en el Caquetá, lo que lo ha convertido en el primer departamento del país más deforestado. De acuerdo con el general Cesar Parra León, comandante de la Décima Segunda Brigada del Ejército, los municipios de San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá y Solano, son los más afectados por la deforestación, por lo que se han tomado una serie de medidas que buscan frenar el delito ambiental. “El municipio con más alta deforestación en estos tres meses ha sido San Vicente del Caguán, Solano y Cartagena del Chairá, ha habido variación, pero sin embargo hay un monitoreo permanente de la Fuerza Aérea y del IDEAM, para poder tener análisis detallados de como ha sido el aumento y a que sectores se tiene que llegar a impedir la devastación del bosque”, explicó el oficial. Agregó que desde la burbuja ambiental que es la encargada de reunir a todas las entidades que trabajan por el medio ambiente, se ha hecho un buen trabajo que ha permitido disminuir la tala en grandes proporciones que se venía haciendo en distintos municipios del Caquetá. Parra León, indicó que desde el programa “Pasión Caquetá”, se están implementando estrategias para ofrecerles a los campesinos, ganaderos y madereros, alternativas incluyentes que buscan propender por la defensa del medio ambiente. Varios factores entre ellos, la ganadería extensiva y la comercialización de madera se han convertido en las principales causas de deforestación en el Caquetá.