Cargando contenido

Más de 137 mil afiliados tendrán que ser trasladados a otras EPS en la región.

Pacientes pagará 6% más por atención en EPS
Foto referencial crisis de la salud.
AFP

A partir del 31 de mayo de 2019, la EPS Comparta dejará de operar en los departamentos de Cundinamarca, Huila y Bolívar. Esto, según anunció la Superintendencia de Salud, debido a su bajo desempeño con respecto a las otras EPS que operan en las 15 regiones donde tiene usuarios afiliados esta prestadora. 

"Esta decisión se toma dentro de la medida especial de vigilancia en la que se encuentra la EPS desde el año 2016 sobre la que, valga la pena decir, no se han superado las condiciones que dieron origen a la medida”, señaló el superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal.  

Lea tambiénSupersalud ordenó suspender provisionalmente giros de Medimás a 48 entidades

Entre tanto, los 137 mil afiliados empezarán a ser atendidos, a partir del 1 de junio, por nueve EPS receptoras.

"En el caso de Bolívar, las EPS que recibirán a los usuarios son Cajacopi, Coosalud, Mutual Ser y Nueva EPS. En Cundinamarca serán Compensar, Famisanar, Nueva EPS, Salud Total, Sanitas y Sura y en el departamento del Huila será la Nueva EPS", explicó Aristizábal. 

Representantes de la Procuraduría General de Nación, la Contraloría General de la República, la ADRES y la Superintendencia Nacional de Salud, actuarán como veedores del proceso de traslado de afiliados a las EPS receptoras que asumirán, la atención en salud de los usuarios con los que cuenta actualmente la prestadora revocada. 

¿Cuáles fueron las razones que llevaron a esta decisión? 

La Supersalud señaló que, en el último análisis hecho a esta EPS, se halló que no garantiza la prestación de los servicios en Bucaramanga y los 15 departamentos en los que opera (Arauca, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Cesar, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Huila, La Guajira, Magdalena, Meta, Norte de Santander, Sucre y Tolima).  

Le puede interesar: Supersalud anuncia mano dura contra EPS que incumplan en prestación de servicios

También se evidenciaron "problemas de atención médica especializada, un deterioro en los indicadores de calidad, en el acceso a las citas de gineco-obstetricia, pediatría y cirugía general, generando otro factor de riesgo", reveló Aristizábal.

Indicó que hay un alto riesgo financiero y jurídico, ya que el número de tutelas en el segundo semestre de 2015, comparado con el mismo periodo de 2014, aumentó en un 2018%

Entre los hallazgos también está la deficiencia en los sistemas de información de la EPS, "lo cual impide monitorear de manera oportuna y efectiva la gestión del riesgo en salud que adelanta", indicó el funcionario.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido