Las fuertes lluvias que han caído durante el fin de semana en el departamento del Caquetá, ocasionaron que el río Caquetá se comenzara a desbordar, afectado a los habitantes de varias veredas de los municipios de Solita y Currillo. Gustavo Ortega Ramírez, coordinador de la Gestión del Riesgo en el Caquetá, dijo que los organismos de socorro de las dos poblaciones, han tenido que hacer la evacuación de las familias que viven muy cerca de la fuente hídrica para evitar calamidades. “Como consecuencia de estas intensas lluvias que hemos tenido durante el fin de semana, pues el río Caquetá empieza desbordarse dejando unas familias damnificadas y unas afectaciones en la parte rural del municipio de Curillo y Solita, sobre todo en la vereda Nueva Frontera y en la parte de los barrios bajos de Solita donde se ha tenido que hacer la evacuación de familias a fin de evitar situaciones calamitosas”,  expresó. El funcionario, señaló que el invierno también ha generado problemas en la vía que comunica a los municipios del Valparaíso y Solita, donde colapsó una de las estructuras que hay en el corredor vial.