Cargando contenido

A 218 aumentó el número de reincorporados de ese grupo acribillados desde la firma del Acuerdo de Paz

Líderes amenazados
Foto: Colprensa (referencia)

Como José Antonio Rivera de 53 años fue identificado el exguerrillero de las Farc que fue asesinado de varios disparos en las últimas horas en su sitio de trabajo en el municipio de Pitalito, departamento del Huila y quien actualmente adelantaba su proceso de reincorporación.

Según el reporte inicial,  “siendo aproximadamente  las 09:45 en el Barrio Los Lagos de Pitalito, al interior de un taller de mecánica, desconocidos propinaron 4 impactos de arma de fuego que cegaron la vida del Firmante del acuerdo en Reincorporación  José Antonio Rivera  de 53 años, residente en el barrio Nogales de este mismo municipio”.

Lea: Deslizamientos por lluvias mantienen incomunicadas varias veredas de Ibagué

Rivera quien también era conocido con el seudónimo de Toño Nieves,  había sido capturado por las autoridades el 14 de febrero de 2011 y debido a sus problemas de salud fue sometido a un largo tratamiento médico.

Al momento de su asesinato, Rivera  se encontraba  haciendo su proceso de reincorporación a través de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización mediante un facilitador y hacia parte de la forma Asociativa COOAGROPAZ, con lo cual son ya 218 los ex combatientes de la Farc que han sido asesinados desde el año 2016 cuando se firmaron los acuerdos de paz de La Habana.

Hace algunos días el nuevo director de la Unidad Nacional de Protección, Alfonso Campo, se reunió con los voceros del partido Farc para discutir detalles del programa de seguridad de los desmovilizados y miembros de la colectividad.

Durante el encuentro, se acordó hacer todo lo posible para garantizar la vida de los militantes de la Farc y de todos los líderes sociales.

Lea también: Partidos de gobierno y oposición, divididos por propuesta de ELN sobre cese el fuego

Según el director de la UNP, “en reunión con @PartidoFARC abordamos las dificultades percibidas desde el interior de @UNPColombia para la implementación de las instancias acordadas. Por eso, presentamos una hoja de ruta que nos lleve al cumplimiento de los Decretos 299, 300 y 301 del 2017".

Campo reconoció que ha habido algunos incumplimientos,  “varias instancias acordadas en el Proceso de Paz no han sido ejecutadas, por lo que muchas labores recaen sobre @UNPColombia. Es indispensable lograr un trabajo articulado desde la institucionalidad que permita implementarlas, para seguir asegurando la paz”, sostuvo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido