Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Expectativa en Arauca por reunión entre presidentes de Colombia y Venezuela

Puente Internacional José Antonio Páez, cerrado por el estado de excepción venezolano. Foto: Juan Pablo Cañón.

 



 

Hoy se cumplen cuatro días de cierre en la frontera entre Arauca y Venezuela, la comunidad advierte una tensa calma.



 

Los araucanos esperan que se de la reapertura del corredor fronterizo, luego de la reunión entre los presidentes Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos, el próximo lunes 21 de septiembre.

En ese encuentro que se desarrollará en Quito, tratarán de llegar a acuerdos para que el estado de excepción decretado por el gobierno venezolano, no siga afectando a los ciudadanos fronterizos.

 

Por la medida, tres barricadas se han dispuesto en el corredor fronterizo para bloquear el paso.

 

Aunque los controles de las autoridades venezolanas es estricto, según los araucanos, la Guardia venezolana ha mantenido una actitud pacífica. A su vez, el pie de fuerza en el lado colombiano se ha incrementado, al igual que los patrullajes de la Armada Nacional.

 

Cientos de empleados de Colombia y Venezuela no han podido cruzar la frontera. Por el contrario, niños, adolescentes, y algunos universitarios tienen autorizado el tránsito presentando su carnet.

 

Los habitantes fronterizos hacen un llamado para que las dos naciones lleguen a acuerdos que permitan superar la crisis fronteriza.

 

“Vine a una cita médica y a ver a mi esposo que tiene 3 días de estar hospitalizado, luego ya no pude regresar”, dijo una mujer con nacionalidad venezolana.

 

Daniela Ortiz, ciudadana venezolana de Guasdualito, llegó a Colombia para llevar a su hija a una cita médica. Al tratar de retornar al vecino país, se encontró con la restricción que le impide regresar. “Esperamos que abran de nuevo el paso, el llamado es que tanto a venezolanos como a colombianos nos dejen pasar para nuestras tierras”, dijo la ciudadana.

 

Pedro Crespo, universitario y ciudadano venezolano, señaló que aunque ha podido cruzar, es notable la dificultad en la frontera “estoy estudiando en la UCC, Veterinaria y zootecnia, mostré mi carnet de estudiante y mi visa de estudiante, y me dejaron pasar a pie. Espero que se termine ya esta situación porque nos perjudica a todos, a trabajadores colombianos y venezolanos”.

 

Las autoridades locales aseguran que el cierre de la frontera puede ser una oportunidad para que se adecue la vía de la soberanía, y así la zona lograría independizarse de Venezuela.

 

Desde que comenzó el estado de excepción dictado por el gobierno venezolano, con cierres en La Guajira y Norte de Santander, 14 niños en Arauquita y 11 en Arauca han sido atendidos por el ICBF.

 

La afectación a los productos de la canasta familiar se intensifica con el paso de los días, ya que algunos escasean y otros han aumentado hasta en un 200%.

 

Los habitantes fronterizos están a la expectativa de la reunión entre los presidentes de Colombia y Venezuela para que se reanuden las buenas relaciones que en pasados años existió entre las dos naciones.