Cargando contenido

Detectaron que menores que utilizan las drogas sintéticas, las aplican en los ojos, impidiendo ser detectadas.

Mercado de drogas sintéticas
Las autoridades encontraron un nuevo grupo de drogas sintéticas traficadas en Colombia
Javier Jules

El Defensor del Pueblo en Boyacá, Mauricio Reyes, alertó en RCN Radio sobre el incremento del expendio de estupefacientes en las instituciones educativas del departamento y advirtió que las drogas sintéticas están "tomándose las aulas de clase". 

“Ese es un tema que nos preocupa muchísimo porque en Boyacá está aumentando el expendio de sustancias alucinógenas y las drogas sintéticas están invadiendo los espacios de los adolescentes”, dijo Reyes.

Las autoridades han identificado que los menores de edad utilizan este tipo de alucinógeno por su difícil detección, sin embargo, el riesgo es mucho mayor. 

“Utilizan unas papeletas cuyo contenido es casi invisible y lo aplican en los ojos”, indicó.

El Defensor del Pueblo en Boyacá explicó que en los colegios públicos y privados de ciudades como Duitama, Sogamoso, Chiquinquirá, Paipa y Tunja, entre otros, se han reportado casos ante las autoridades. 

“Todos los municipios de Boyacá están en riesgo, pero específicamente las ciudades grandes. Tenemos que trabajar muy fuerte porque si este problema sigue incrementándose, los afectados serán los niños y los adolescentes de la región”, manifestó el funcionario.

Reyes sostuvo que le preocupa el escaso conocimiento que tienen tanto docentes, como directivos de los centros educativos, padres de familia y autoridades; sobre las drogas sintéticas, su consumo y mecanismos de aplicación. 

“Nos preocupan las drogas sintéticas que no se pueden detectar, falta capacitación a las autoridades para poder actuar”, dijo el funcionario.

Perros antinarcóticos 

Autoridades en Duitama anunciaron que utilizarán perros antinarcóticos para inspeccionar los salones de los centros educativos públicos y privados, con el objetivo de detectar los estupefacientes y también las drogas sintéticas, que puedan estar consumiendo los menores de edad.

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Carlos Triana, reveló que las bandas delincuenciales dedicadas al tráfico de estupefacientes en la ciudad de Tunja están utilizando los grupos de Whatsapp para captar a los estudiantes de colegios y universidades, con el objetivo de generarles adicción. 

“Anteriormente existía un lugar fijo donde las personas iban a comprar las sustancias psicoactivas, sin embargo eso ya no ocurre en Tunja, ahora tienen métodos diferentes en los que la tecnología se convierte en un gran aliado. Por redes contactan a los jóvenes y les venden la droga”, dijo el coronel. 

Tras varios meses de investigación, se concluyó que las bandas delincuenciales dedicadas al expendio de alucinógenos contactan a los ‘jíbaros’ o distribuidores, quienes a su vez se encargan de buscar a los menores de edad a través de grupos de Whatsapp o en redes sociales como Facebook e Instagram. 

El coronel Triana explicó que los estupefacientes que más se comercializan en Tunja son Marihuana, cocaína y una variedad de drogas sintéticas, entre otras. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido