La líder social y comunitaria Marcelina Canacué fue asesinada el pasado 25 de noviembre del 2016 cuando salía del colegio de su nieta y fue sorprendida por dos hombres que a bordo de una motocicleta le dispararon en varias oportunidades. Hoy la comunidad y la familia en el Huila piden justicia.

Marcelina hacía parte del grupo Marcha Patriótica y al parecer no había recibido amenazas por lo que venía trabajando por su comunidad en diferentes actividades que estaban enfocadas a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la zona rural en límites de los municipios de Neiva y Palermo.

Benedicto Canacué confirmó que la familia muy atemorizada por lo sucedido abandonó la finca en la vereda Versalles, zona rural del municipio de Palermo sin entender el motivo de su muerte.

El huilense que es integrante de la junta de acción comunal, ratificó que su hermana de 65 años de edad, era una mujer emprendedora que le gustaba el trabajo comunitario y campesino, razón por la cual hacía parte de diferentes organizaciones, actividades que compartía con sus labores de ama de casa.

La familia confirmó que hasta el momento no se conocen detalles de las investigaciones que adelantan las autoridades en el Huila para esclarecer la muerte de esta líder social, por lo que exigen celeridad en este proceso investigativo para que este crimen no quede en la impunidad.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Neiva ratificó que se logró la captura de Jhon Alexander Chalá, señalado de participar en el crimen de la líder huilense, sin que hasta el momento se conozcan los verdaderos motivos del asesinato de esta mujer o los autores intelectuales de este hecho.