Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Plantón en memoria de Santiago Murillo
Plantón en memoria de Santiago Murillo, en Ibagué.
RCN Radio

En la audiencia de conflicto de competencia para determinar qué jurisdicción asumirá la investigación por el homicidio del joven Santiago Murillo, el cual se registró el pasado Primero de Mayo en Ibagué, la Fiscalía General de la Nación reveló que el mayor de la Policía Jorge Mario Molano Bedoya sería el responsable de este delito. 

El ente investigador le solicitó a un juzgado con función de control de garantías que defina si la investigación se debe trasladar a la Justicia Penal Ordinaria o si, por el contrario, se mantiene en la Justicia Penal Militar y Policial, que ya procesa a dos miembros de la Policía Metropolitana de Ibagué por este caso. 

Lea además: Padres de Santiago Murillo piden que el proceso contra los policías no pase a la Justicia Penal Militar.

Durante la diligencia, la fiscal Carolina Arciniegas aseguró que el mayor Jorge Mario Molano Bedoya, excomandante de la Estación Policía Norte de la capital del Tolima y capturado el pasado 10 de mayo, fue quien accionó el arma de fuego contra el joven de 19 años de edad que transitaba por la Calle 60 con Carrera Quinta, ocasionándole la herida en el pecho que acabó con su vida.  

“Estableciéndose a través de elementos materiales probatorios que el disparo es producido desde el lugar en donde se ubicaba el mayor Molano Bedoya, que sin ninguna situación que ameritara amenaza o respuesta para usar la fuerza al extremo y quien se encontraba a unos 80 metros de distancia de la víctima, sencillamente dispara en contra de la humanidad de quien posteriormente se identifica como Santiago Andrés Murillo de 19 años”, señaló la delegada. 

Las indagaciones demostrarían que Murillo Meneses fue atacado cuando caminaba por la zona con destino a su vivienda, sin estar participando en los desórdenes que hubo luego de una jornada de protesta. Así mismo, dejarían en evidencia que pese a que fue herido, ningún uniformado lo auxilió. 

En otras noticias políticas: Congreso hundió la reforma a la salud pese a los esfuerzos por salvarla

“Una vez se escucha la detonación las personas que transitaban delante de la víctima se devuelven e increpan al uniformado y solicitan a este y los demás policiales ayudar al lesionado, situación que es desatendida por los oficiales, especialmente por el oficial a cargo”, agregó Arciniegas. 

Por este caso también fue detenido el pasado 10 de mayo el teniente Pablo Andrés Parra Forero, excomandante del CAI Éxito, de Ibagué. 

La representante del Ministerio Público señaló en la diligencia que es evidente que hubo uso desmedido de la fuerza, por parte de la Policía, y que se  actuó de forma irracional e irresponsable en contra de una persona que no representaba un riesgo. 

Tras la diligencia ante el juez octavo penal con función de control de garantías de Ibagué, será la Corte Constitucional la encargada de dirimir el conflicto. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.