Amparado en una acción preventiva de una posible contaminación ambiental en la zona de llenado del embalse de EL Quimbo, el Tribunal Administrativo del Huila ordenó que no se debe iniciar el proceso de generación de energía eléctrica. [imagewp:13848] La madera permanece flotando en el agua. Foto Cortesia Cam La decisión que ya fue notificada a la empresa Emgesa establece que debe ser retirado del vaso de llenado todo el material de residuos vegetales que podría generar una alta contaminación del río Magdalena, desde el punto de vista ambiental con los gases que se podría tras el proceso de descomposición de la madera que fue cortada y se encuentra flotando.   Además argumentó el impacto que se tendrá en el ámbito social y económico en la región que todavía es incalculable.   Esta medida cautelar fue adoptada tras conocer los informes técnicos presentados por el director de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, (Cam), Carlos Cuéllar, quien advirtió de los graves problemas ambientales por la baja calidad del agua del río Magdalena de donde muchas familias del Huila surten de agua sus acueductos locales.   “Con nuestro personal técnico pudimos evidenciar que aun en el área del vaso no ha sido retirado el material que ya fue talado en torno a garantizar una menor afectación del ecosistema del río magdalena, porque se emiten una cantidad de gases que se diluyen en el agua y se reducen los niveles de oxigeno”, afirmó Carlos Cuéllar director de la Cam.   Agregó que a esto se le suma los cambios que se tendrán en el ecosistema que se encuentra vecino al embalse en el departamento.   “Por eso se tendrá un grave problema en el centro del Huila, donde las condiciones serán muy diferentes no solamente por el paisaje sino que también por las condiciones biológicas que se presentan en el proceso de descomposición masiva en materia orgánica”, subrayó.