Cargando contenido

El cabecilla del frente de guerra José David Suárez del ELN extorsionaba y secuestraba entre Boyacá y Santander.

En Boyacá capturaron un cabecilla del frente de guerra José David Suárez del ELN que extorsionaba y secuestraba entre Boyacá y Santander según el Ejército.

En la vereda El Oso Municipio de Socotá Boyacá el Ejército capturó a Tito Torres Romero alias: “Puramente”, “Boyaco” o “Veneco”, cabecilla de la comisión “Ramírez” del ELN, quien tiene 43 años de edad y es oriundo de Concepción Santander. 

Alias “Puramente”, “Boyaco” o “Veneco” es señalado de extorsión en el departamento de Boyacá y Casanare llevaba 20 años en la organización armada ilegal.

Es señalado de participar en la acción terrorista en contra de una unidad militar en la vereda de presidente del Municipio de Chitagá, Norte de Santander en el mes de mayo de 2013, que dejó como resultado 11 militares asesinados, aseguró el coronel Omar Zapata comandante de la Primera Brigada del Ejército.

Dentro de su accionar terrorista, se le atribuyen al menos cinco atentados contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, y la activación de un carro bomba en la vereda el Ceibal del corregimiento de San Bernardo de Bata, en Toledo.

El sujeto había sido capturado el 21 de septiembre de 2015, en la vereda Boca de Monte municipio de Paya, Boyacá,  por los presuntos delitos de rebelión y fabricación, tráfico y porte de arma de fuego o munición por la Fiscalía 51 especializada antiterrorismo.  

Según el Ejército era el encargado del reclutamiento forzoso de menores de edad, de la fabricación, manipulación e instalación de artefactos explosivos improvisados.

También dicen las autoridades que alias “puramente” fue el autor intelectual y material de varias acciones terroristas contra la Fuerza Pública e Infraestructura Crítica del Estado, así como contra empresas privadas en el departamento de Casanare.

Aseguran que con este resultado operacional se afecta directamente el subsistema de recursos del ELN, la administración de los dineros recaudados, productos de la extorsión a las empresas petroleras en injerencia del frente, se neutraliza la capacidad de perpetrar acciones terroristas contra la Fuerza Pública, la infraestructura del Estado y la población civil en los municipios de Paya, Labranzagrande, Pajarito, Socotá (Boyacá) y Recetor (Casanare).

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido