Las precipitaciones en zona rural generaron la creciente súbita del río Combeiba, afluente que abastece el líquido en la ciudad.

Bocatoma Combeima
Bocatoma Combeima
Cortesía Alcaldía de Ibagué

Sin servicio de agua potable amaneció Ibagué producto del cierre de la bocatoma del acueducto de la ciudad, tras un taponamiento generado por las fuertes precipitaciones que se registraron la anoche del pasado jueves. 

Debido a las lluvias, cerca de cuatro quebradas que desembocan en el río Combeima presentaron aumento del caudal provocando una creciente súbita en el río que duró seis horas, superando los 20 mil litros por segundo y las 100 mil unidades de turbiedad, cuando esta debe ser menor a las mil unidades. 

El gerente de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, IBAL, José Alberto Girón, dijo que el personal y maquinaria del municipio adelantan las labores de limpieza para remover material de arrastre y  vegetación que ocasionaron el taponamiento, con el objeto de restablecer el servicio en las próximas horas. 

"Nos tocó suspender el servicio, por la altísima turbiedad, pero sobre todo por la enorme palizada, la gran cantidad de material de arrastre que está bajando por el río, de gran tamaño" indicó el gerente Girón. 

Esta madrugada la entidad completó la capacidad necesaria de producción de agua para el llenado de tanques, por lo que el suministro se podrá normalizar entre los 2:00 y las 5:00 de la tarde. 


Emergencias por lluvias 

Los organismos de socorro de Ibagué atendieron un deslizamiento que afectó  la sede Nicolás Esguerra de la Institución Educativa Ambiental Combeima, ubicada en la vereda Pastales.

Igualmente, de manera preventiva fue evacuada una familia conformada por ocho personas que residen en una vivienda de alto riesgo ubicada en la vereda La María. Los ciudadanos fueron reubicados en una residencia vecina. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido