El Gobierno Nacional comenzó a reforzar la seguridad en algunas de las 26 zonas de reincorporación que hay en el país, en donde se ha detectado el aumento de riesgo para los ex combatientes de las Farc.  De acuerdo con Carlos Córdoba, gerente de los territorios de reincorporación y normalización, la Policía y el Ejército están agrupando a los uniformados con anillos de seguridad, en las antiguas zonas veredales de departamentos como Nariño, Guaviare, Putumayo y Caquetá, debido al alto grado de vulnerabilidad que hay para los ex guerrilleros. “Vamos a tener las unidades carabineros muy cerca a los sitios donde están hoy los campamentos y vamos a tener al Ejército, en una reubicación estratégica de acuerdo a una elaboración de riesgo que han hecho las fuerzas armadas. En el sur hay bastante vulnerabilidad estamos hablando de Guaviare, Nariño, y un poco en Putumayo y Caquetá”, reveló el funcionario. Carlos Córdoba, finalmente afirmó que con el acompañamiento de las autoridades locales se viene dando el proceso de transición en las antiguas zonas verdales.