Con un desfile en el que participaron hombres del Batallón Tarqui, la Policía, las bandas marciales de los colegios Chincá y el colegio de Gámeza, autoridades civiles y militares conmemoraron el pasado sábado, los 198 años de la Batalla del Puente de Los Molinos de Tópaga. Esta batalla se desarrollo en el proceso de la gesta libertadora y según el alcalde de Gámeza, Edgar Cruz, este suceso tiene un significado muy importante, puesto que esta batalla es considerada como un preámbulo para la batalle del 7 de agosto que se libró en el puente de Boyacá, y con la que se selló la independencia de Colombia. En Gámeza, se escenificó combate que antecedió a batallas cruciales de la Independencia. En este municipio, pueblo indígena anterior a la llegada de los españoles, se escenificó la batalla que originó los sucesos heroicos del Pantano de Vargas y del Puente de Boyacá. Tras los hechos ocurridos el 10 de julio, en los que fueron capturados y luego asesinados en la Ramada en Sogamoso, soldados del ejército Patriota a manos de los españoles, Bolívar ordenó a sus hombres tomarse la población de Gámeza para evitar el avance de las fuerzas realistas.