General (r) Henry William Torres Escalante. Foto: Ejército Nacional.

En los municipios de Aguazul, Hato Corozal y Paz de Ariporo, se habrían presentado ejecuciones extrajudiciales en las que se ha vinculado al actual Comandante del Comando Conjunto de Sur Occidente del Ejército.   El Mayor General Henry William Torres Escalante, ex comandante de la Brigada 16, y actual Comandante del Comando Conjunto de Sur Occidente del Ejército, fue llamado a indagatoria en la investigación que se adelanta para esclarecer la muerte de Daniel Torres y Roque Julio Torres, padre e hijo respectivamente, quienes fueron asesinados en hechos confusos en marzo de 2007, en la finca El Triunfo, ubicada en Aguazul, Casanare.   Al parecer, los Torres, serían victimas de falsos positivos, y por esto, el ex Comandante de la Brigada 16, que tenía a su cargo para la época de los hechos el comando militar en la jurisdicción de Casanare, rindió versión libre como parte de su vinculación al proceso.   La investigación continúa para dar responsabilidades en este presunto caso de ejecución extrajudicial, donde los familiares de los dos hombres asesinados, piden que el caso no quede impune.     El General vinculado a más ‘falsos positivos’ en Paz de Ariporo y Hato Corozal     Por su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio en persona protegida, desaparición forzada, fraude procesal, falsedad en documento público y porte ilegal de armas, el General Henry William Torres Escalante, fue vinculado a un caso de falsos positivos ocurrido también en el 2007 en Casanare.   En el año 2013, un Fiscal Especializado de Derechos Humanos y DIH de Villavicencio envió copias ante la Unidad de Fiscalías delegadas ante la Corte Suprema de Justicia, para que se investigara la posible participación del alto militar en el asesinato de 3 personas en Hato Corozal, Casanare, las cuales fueron presentadas como integrantes de la guerrilla muertos en combate.   Este hecho ocurrió el 6 de abril de 2007 en la vereda Las Tapias. Las víctimas: Yolman Pidiachi Barbosa, Clodomiro Coba León y Beyer Ignacio Pérez Hernández, fueron sacados a la fuerza de un establecimiento público por hombres identificados con distintivos del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).   Días después, las víctimas fueron presentadas como subversivos dados de baja en combate.   Dentro de la misma investigación la Fiscalía procesó a Orlando Rivas Tovar, exdirector del DAS de Casanare, capturado en noviembre de 2011, al escolta de esa misma institución, Néider de Jesús Calderón y los suboficiales Zamir Humberto Casallas, William Alexánder Álvarez Zapata, así como a los soldados profesionales José Nicolás Siabato Bohórquez, Rafael Alejandro Núñez Mejía, Darío Sigua Leal, Alfonso Miranda, Manuel Sandoval Durán y Juan Leonidas Amaya Maldonado.   De otro lado, el general también tendrá que dar explicaciones sobre la ejecución extrajudicial de un campesino de Paz de Ariporo, Casanare.   Un juzgado de este ultimo municipio, le compulsó copias al General Torres Escalante, al condenar a 22 años de cárcel al teniente Marco Fabián García por el asesinato del campesino José Mendivelso.   Según la investigación, a la víctima “la obligaron a vestir un uniforme de Policía y a calzarse botas antes de ser asesinado y presentado como un supuesto guerrillero del Eln. En el proceso, uno de los militares que participaron en la operación, dijo que su comandante, el general Torres Escalante “sabía de todos los ‘falsos positivos’ ”.   Desde el 2 de septiembre del 2014, Torres Escalante es el jefe del Comando Conjunto número 2 de Suroccidente, que tiene a su cargo los departamentos del Valle del Cauca, Cauca y Nariño.