La Administración departamental consideró inconstitucional el acuerdo que fue aprobado en plenaria por el Concejo Municipal.

El Gobernador, Óscar Barreto Quiroga, objetó el acuerdo municipal que reguló el cobro del impuesto predial y que dejó sin efectos la actualización catastral que adelantó en el 2017 el Instituto Geográfico Agustín Codazzi en al menos 88 mil predios de la zona urbana de la capital tolimense.  

La iniciativa que fue aprobada en febrero por los 19 concejales de Ibagué, estableció el cobro del tributo en base al avalúo del año pasado más el 3% que regula el Gobierno Nacional, además de la ampliación del periodo de descuentos, con el 10% hasta abril y el 5% hasta junio, como solución a los aparentes avalúos exagerados.   

El mandatario remitió el documento al Tribunal Administrativo del Tolima para que se considere su legalidad. 

Dora Montaña, directora del departamento del jurídico de la Gobernación, indicó que el acuerdo,al parecer, tiene vicios jurídicos que violan la Constitución. 

"Encontramos que en su contenido busca suspender o aplazar los efectos del avalúo catastral, para lo cual no son competentes ni el Concejo, ni el Alcalde,  teniendo en cuenta que esto es una facultad de un instituto del orden nacional, como es el IGAC, esta es la evidente contradicción que encontramos" indicó. 

Luego de trasladar la iniciativa, el Tribunal Administrativo del Tolima deberá determinar si es constitucional o no.

La ciudadanía

Los integrantes del colectivo cívico "No al Predialazo", que promovió varias manifestaciones contra los avalúos que dejó la actualización catastral del IGAC, rechazó la postura del Gobernador del Tolima, Óscar Barreto Quiroga, al objetar el acuerdo que brindó alivios tributarios a los ciudadanos. 

Aseguran que la decisión se tomó luego de las elecciones del 11 de  marzo,  cuando los ibaguereños ya habían apoyado a los candidatos del Partido Conservador en el Tolima que usaron el predial como tema de campaña. 
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido