Las comunidades de Algeciras están incomunicadas. Foto RCN Radio



Son millonarias las pérdidas materiales que dejaron las crecientes  súbitas de los ríos Blanco, el Diamante,  Neiva y Quebradón en su paso por el municipio de Algeciras en el norte del Huila.

El comité de emergencias confirmó la destrucción  de un puente vehicular y tres artesanales que se suman a un box culvert, una batea y las vías que conducen a la zona rural de las veredas La Arcadia, San Antonio, Paraíso y Paraguay, donde sus habitantes se encuentran incomunicados.

El Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo del Algeciras, reportó la pérdida total de un puente vehicular, el cual estaba ubicado en la vía que comunica al centro poblado  La Arcadia con la vereda San Antonio.

De igual forma, dos puentes más resultaron afectados por la creciente súbita de río Blanco.

Otra de las pérdidas reportadas es un box culvert en el sector de la vereda San José Bajo, una batea destruida en la vía Algeciras-Paraíso, por creciente de la quebrada El Diamante.

Así mismo, tres puentes artesanales en madera destruidos por la creciente del río Quebradón, que comunica a las veredas La Danta, Quebradón y Perlas, como también resultaron afectadas tres alcantarillas.

Orlando Garzón, delegado de la oficina de Gestión del riesgo confirmó, que también se tienen daños en cultivos, viviendas, sistemas de acueducto, energía eléctrica y gas domiciliario.

En la vía hacia la vereda Paraguay se presentó la pérdida de la banca, la cual tiene incomunicada esta zona.

Las autoridades además confirmaron que se reportaron deslizamientos de tierra en gran parte de la zona rural del municipio de Algeciras, específicamente en las veredas, La Arcadia, El Toro, La Argelia, San José Alto y El Mesón, donde los campesinos no han logrado sacar sus productos al mercado local y las pérdidas económicas podrían ser mayores.