Cargando contenido


La creciente súbita de los ríos Blanco y Quebradón del municipio de Algeciras en Huila y el desbordamiento de la quebrada El Botadero en Villarrica, Tolima, generaron varias emergencias en estas regiones del país.

El el Huila tres puentes resultaron destruidos, además varias comunidades de la zona rural permanecieron incomunicadas y sin los servicios de agua potable y gas domiciliario, luego que además resultara destruida la estructura para garantizar estos servicios públicos.



La secretaria de Gobierno del Huila, Liliana Vásquez, confirmó que una comisión se encuentra en la zona evaluando los daños registrados por las intensas lluvias y la creciente de los ríos, quedando a la espera de entregar las primeras ayudas a las familias que se han visto damnificadas.

[imagewp:430561] Tres puentes del municipio de Algeciras quedaron destruidos. Foto Cortesía Ignacio Moreno

Mientras tanto, en el municipio de Villarrica en el Tolima, el aumento del caudal y el desbordamiento de la quebrada El Botadero generó inundaciones en los barrios Obrero, Higinio Peña y Miraflores.

Los organismos de socorro de Villarrica atienden las viviendas afectadas y en las próximas horas iniciarán el censo para determinar cuántas familias damnificadas dejó el crecimiento de la quebrada ubicada en el casco urbano de esta municipalidad.

La temporada de más lluvias del primer semestre del 2017 dejó al menos 40 familias afectadas por el desbordamiento de la misma quebrada.

La Secretaría adelanta monitoreo permanente por los 47 municipios del Tolima con el fin de verificar las emergencias por invierno y coordinar su atención junto a los organismos de socorro del departamento.