Cargando contenido

Investigan a empresa que utilizó hojas de vida de 18 madres cabeza de familia para ganar una licitación y luego despedirlas.

Las mujeres denunciaron ser víctimas de acoso laboral en el hospital San Rafael de Tunja
Las mujeres denunciaron ser víctimas de acoso laboral en el hospital San Rafael de Tunja
Foto: Jenny Rocio Angarita Galindo (RCN Radio)

18 trabajadoras de servicios generales del hospital San Rafael de Tunja, denunciaron ante el Ministerio de Trabajo una serie de agresiones verbales, psicológicas y físicas de parte de tres coordinadoras del centro asistencial. 

“Quedamos indignados en el Ministerio de Trabajo, luego de escuchar los testimonios de las empleadas acerca del maltrato del que habrían sido víctimas por parte de las coordinadoras,  las historias nos conmovieron y vamos a luchar porque eso no se vuelva a repetir”, sostuvo Juan Mauricio Bayona Romero, funcionario del Ministerio, quien calificó de repudiable la situación.

Los relatos de los abusos de los que fueron víctimas las mujeres, son impactantes pues en todos los casos se evidencia la vulneración de los derechos laborales y las consecuencias en materia psicológica.  

Puede leer: Gobierno investiga presunta explotación laboral de venezolanos en Boyacá

RCN Radio conoció varios de los casos que hacen parte de la investigación que abrió el Ministerio de Trabajo. Muchas de ellas tienen temor a las represalias por haber denunciado. 

“La coordinadoras nos sancionaban sin tener justificación, nos maltrataban, nos humillaban por hacer el aseo en el hospital, nos amenazaban con que nos iban a sacar”, aseguró María Luisa Niño, madre cabeza de familia quien perdió su trabajo el 31 de diciembre, aparentemente sin ninguna causa. 

Yadira Sánchez, otra de las empleadas, aseguró que era frustrante soportar los insultos y los maltratos, sin poder denunciar por temor a perder el trabajo

Podría interesarle: Servicio Geológico inició estudio de la falla en San Eduardo (Boyacá)

“Denunciamos el acoso laboral de las tres coordinadoras de la Unión Temporal Conserje Administración RAM, el maltrato psicológico del que fuimos víctimas; nos acumulaban turnos, sin tener derecho a descansar”

Una de las empleadas aseguró que no pudo acompañar a su madre en el hospital ni en las honras fúnebres. 

“Mi mamá estaba muy enferma de cáncer, a ella la internaron en el hospital el sábado y aunque pedí permiso para acompañarla no me dejaron salir y al contrario me tocó trabajar esa noche. Mi mamá murió y no la pude acompañar, luego me descontaron dos días de la calamidad y no me dieron permiso de ir a la misa”, dijo Delcy Adriana Montaño. 

Uno de los testimonios más relevantes fue el de Estrella Arias, quien aparentemente fue víctima de matoneo por tener una hija en condiciones especiales. 

“Una vez yo pedí permiso para ir a ver a mi hija que tiene condiciones especiales y que requería de mi presencia y la coordinadora no me lo permitió, cuando llegué había hecho sus necesidades en la cama y todo porque no me quisieron dar permiso, sabiendo de mi situación; en el hospital me hacían bullying por la enfermedad de mi hija. Yo sufrí muchísimo”.

Arias dijo que el trauma que le generaron los maltratos de las coordinadoras, han hecho que en algunos momentos pierda el control de sus esfínteres y que incluso tenga ataques de ansiedad y pánico.

Lea también: En Boyacá se han registrado 50 casos de dengue este año

RCN Radio consultó a la gerente, Lyda Marcela Pérez, quien aseguró que desconocía los tratos indignos que estaban recibiendo las empleadas de servicios generales del centro asistencial 

“No teníamos conocimiento, hasta hoy nos enteramos de lo sucedido, pero es claro que las coordinadoras hacen parte de la empresa contratista; Hicimos la propuesta de conformar comités de convivencia laboral” sostuvo. 

Anunció también que las tres coordinadoras serán llamadas a descargos y que analizará, lo que está pasando en la entidad.

Leer además: Venezolanos denuncian amenazas de colectivos chavistas en la frontera

Según conoció RCN Radio, hace más de dos años las empleadas habían denunciado los casos de maltrato en el centro asistencial. 

A la Fiscalía se remitirían las denuncias 

El director territorial del Ministerio de Trabajo anunció que de comprobarse que las denuncias de las 18 empleadas de servicios generales son ciertas, se compulsarán copias a la Fiscalía General de la Nación, pues los tratos indignos de los que habrían sido víctimas se constituyen como una vulneración de los derechos humanos

“Si en ese transcurso de tiempo evidenciamos que este ha sido un maltrato psicológico y físico vamos a compulsar copias a la Fiscalía, Personería y todos los entes de control para que logren determinar cómo se ha venido haciendo este maltrato”, aseguró. 

Despidos masivos e injustificados 

El Ministerio de Trabajo en Boyacá también investiga la licitación de aseo en la que participó la Unión Temporal Conserje Administración RAM y en la que presentó las hojas de vida de las 18 mujeres para sustentar su planificación y experiencia y una vez obtuvieron el contrato con el hospital San Rafael, las despidieron. 

También se busca establecer bajo qué parámetros fueron desvinculadas del hospital y sí la decisión fue arbitraria. 

“Estamos investigando por qué estas empresas se presentaron para ganar esa licitación con las hojas de vida de las personas que fueron despedidas. Una vez ganaron la licitación despidieron esas trabajadores”, aseguró Bayona Romero. 

Estrella Arias, recordó como la notificación de su despido la tomó por sorpresa e incluso le generó un fuerte impacto emocional. 

“Cuando llegué al turno del viernes 15 de febrero al hospital la señora Cecilia Parra me dijo que trabajaba hasta las 12 de la noche, yo no lo podía creer (…) se me durmió la cara y la lengua tuvieron que pasarme un vaso de agua; fui y me acosté en los baños del sótano y duré como 40 minutos llorando, fue muy doloroso”, dijo Arias quien tiene tres hijos a su cargo.  

Acerca de los polémicos despidos, la gerente del hospital aseguró que, se hizo una evaluación de los perfiles de las empleadas. 

“Hicimos una verificación de una lista de chequeo, y pues las hojas de vida con las cuales participaron en el proceso de convocatoria no nos han hecho llegar ninguna diferente de la empresa que terceriza el servicio”, concluyó. 

Finalmente, la presidenta de Anthoc Boyacá, María del Carmen Sánchez dijo que se violaron los derechos de las trabajadoras y que fue inhumano el trato que recibieron por parte de las coordinadoras. 

Este artículo le podría interesar: Fiscalía advierte que no seguirá efectuando capturas por hacinamiento en las URI

Calificó también de miserable el que la unión temporal, hubiese supuestamente utilizado las hojas de vida de las 18 empleadas para acreditar experiencia, con el objetivo de ganarse el contrato y posteriormente despedirlas. 

Las mujeres estaban vinculadas desde hace 16 años con el hospital San Rafael. 
 
Aunque no hubo conciliación durante la jornada que se realizó en la dirección territorial del Ministerio de Trabajo, Anthoc solicitó que sean reintegradas a sus labores de manera inmediata y que se apliquen sanciones que garanticen que no volverán a ser agredidas por las coordinadoras. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido