Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Gremios del Caquetá celebraron la decisión de las Farc de poner fin a la extorsión

Municipio de Florencia. Foto de Juan Pablo Sanchez.

Al celebrar el anuncio de las Farc de terminar con la extorsión, el alcalde de San Vicente del Caguán, Humberto Sánchez, uno de los mandatarios del país más crítico del proceso de paz, dijo que hasta hace algunos días, los contratistas del Estado, ganaderos y comerciantes venían siendo obligados a pagar la cuota extorsiva.


“Nosotros en San Vicente del Caguán, tenemos conocimiento que la extorsión no había parado hasta  el día de ayer, es decir, semanas atrás seguía la extorsión, seguían los ganaderos, comerciantes y contratistas del Estado quejándose. Esperamos que después de este anuncio, cese el flagelo de la extorsión para creer en este proceso de paz”, indicó Sánchez.


Para el gerente del Comité de Ganaderos del Caquetá, Rafael Torrijos, la extorsión siempre ha existido en el sector, afectando a ganaderos, productores de leche y carne, por lo que esperan que con el anuncio de la guerrilla, se mejoren las condiciones para el gremio.


“La extorsión ha sido un problema que ha permanecido en los sectores productivos de carne y leche, es decir en todo el gremio ganadero del departamento, el hecho que podamos prescindir de este flagelo es una excelente noticia, que permitirá desarrollo, alternativas y sobre todo inversión en la región”, agregó el dirigente gremial.


Por su parte, el contralor del Caquetá, Eduardo Moya Contreras, estimó que con esta decisión las Farc, dejan de recibir anualmente en el departamento por concepto de extorsión, entre 16 mil y 20 mil millones de pesos.


“Este anuncio significa que habrán por lo menos de 16 a 20 mil millones de pesos menos por año para las Frac, para sus acciones de guerra, que venían de la extorsión a comerciantes, ganaderos, contratistas y transportadores”, expresó el jefe del ente de control.


El funcionario, aseguró que el ente de control pretende crear un observatorio, que se encargará de verificar como se estaban cumpliendo las obras publica antes del anuncio de las Farc y como se ejecutarán en adelante.


Las autoridades calculan que el recaudo cada año de las cuotas extorsivas por parte de las Farc, supera el presupuesto de muchos municipios del departamento.