En el cementerio central de Neiva se realizaron las exequias del soldado Jhon Fresy Araujo Tovar, quien falleció luego de tomar la decisión de abalanzarse sobre una granada, antes de que esta causara más daño al avión Hércules de la Fuerza Aérea, en el que se transportaba un grupo de militares entre Florencia y el departamento del Vichada.

El coronel Marino Valencia, comandante de la Novena Brigada del Ejército con sede en Neiva, dijo que el uniformado fue despido como todo un héroe, en medio de honores militares.

“Las exequias se realizaron en el cementerio central de Nieva y con todas nuestras unidades lo acompañamos, le dimos la última despedida, igual le dimos un mensaje de fortaleza a la familia en este difícil momento”, afirmó el oficial.