La caravana fúnebre del maestro Rodrigo Silva recorrió la Carrera Tercera, la tradicional vía del centro de Ibagué. (Foto: RCN Radio)

Sobre el mediodía, con un cielo cubierto y poca presencia de sol, la caravana fúnebre con los despojos mortales del maestro Rodrigo Silva recorrió la carrera 3a, la tradicional vía del centro de Ibagué para despedirlo en medio pañuelos blancos, luego de las exequias que se realizaron en la Catedral Metropolitana. Temas como Oropel, Llamarada, Me Llevarás en ti, Llano Grande y Ya se murió mi viejo fueron entonadas por los duetos y admiradores de Rodrigo Silva a medida que avanzaba el cortejo por el centro de la ciudad. En la ceremonia religiosa el obispo auxiliar de Ibagué, Monseñor Miguel Fernando González destacó la capacidad que tuvo Rodrigo Silva de interpretar el pensamiento de un país, el amor y la problemática social. Con Rodrigo Silva se va una de las voces más representativas de la música tradicional andina colombiana, en medio de la tristeza y el reconocimiento de su público que siempre lo admiró al igual que al dueto Silva y Villalba. El cuerpo del maestro Silva fue trasladado al Parque Cementerio Los Olivos, a la salida de Ibagué, donde fue cremado.