Monseñor Luis Augusto Castro Quiroga. Foto: AFP.



La Iglesia advirtió al presidente Juan Manuel Santos y a los negociadores en La Habana que aunque es válido que "no quieran perder el tiempo en Cuba", es más importante firmar la paz bien que firmarla de manera acelerada.

El pronunciamiento de la Iglesia se dio luego de conocerse la propuesta del presidente Juan Manuel Santos sobre que los negociadores entren en una especie de cónclave para acelerar los acuerdos.

“El presidente Santos está urgido en que esto se haga rápido, pero diría que mucho más importante que el tiempo en que se haga, es que se haga bien”, dijo el Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Luis Augusto Castro Quiroga.

Además, hizo un llamado para que los negociadores tengan un especial cuidado en que la firma se haga de manera correcta, y en el marco de la institucionalidad.

“Hay que tener muy en cuenta las indicaciones que le Papa Francisco nos dio en Cuba, y es que le pongamos mucho cuidado para lo que salga de allí, sea correcto y no anti institucional, y eso es a lo que ha que ponerle mucho cuidado realmente”.

 

Señaló que el proceso debe garantizar que respeta toda la justicia y normativa internacional y colombiana, para evitar la impunidad y los fracasos a futuro del proceso.

 

“Porque de pronto van a ofrecer algo muy bonito, pero no puede quedar alguna cosita como cuando al Space de Medellín se le quedó una columna mal hecha y se cayó todo. Que esa 'columnita' mal hecha no se les vaya a colar, y de pronto en unos dos años, tengamos las primeras demandas, y echado por tierra todo el acuerdo”.

 

Dijo que es necesario que los acuerdos estén lo suficientemente sólidos para que posterior a la firma, no haya lugar a demandas por no haber garantizado derechos primordiales.

 

“Que sea en sintonía con la justicia internacional y colombiana, que sepan tratar todo el asunto de los crímenes internacionales, y que garanticen que no pude haber impunidad de ninguna manera”.

 

Concluyó que el llamado se hace para que la firma se haga de manera consciente “Por eso es muy importante que si bien urjan para que hagan las cosas sin perder el tiempo, lo más importante es que las hagan bien, en profunda sintonía con la institucionalidad”.