Cerca de 383 kilos de carne de procedencia desconocida que pretendía ser comercializada para consumo humano en la capital huilense fue decomisada por las autoridades en el Huila. El operativo se realizó en un cuarto frio de almacenamiento de carne y productos cárnicos comestibles ubicado en el centro de comercio de alimentos denominado Mercaneiva. Según los delegados de la Secretaria de salud de Neiva y el Invima se pudo verificar que las condiciones de almacenamiento, manipulación y procedencia de la carne no cumplían con las condiciones sanitarias que exige la norma colombiana. Las autoridades en el Huila confirmaron su preocupación por las elevadas cifras de productos cárnicos que proceden especialmente de mataderos clandestinos, que han sido descubiertos por las acciones adelantadas por la secretaria de salud de Neiva.