Foto: Rcn La Radio.

 

En un 90% se ha controlado el fuego en los cerros del municipio.



Hasta el momento se han afectado más de 370 hectáreas de bosque nativo en la montaña que limita con el santuario de fauna y flora San Pedro de Iguaque y el municipio de Villa de Leyva.
Tras 4 días de conflagraciones en los cerros tutelares del municipio, y con una operatividad por tierra y aire, la cual ha contado con 600 personas pertenecientes a los organismos de socorro, se logró controlar un 90% del incendio.
Además de afectar el ecosistema, el fuego también destruyó parte del sistema de acueducto de la vereda El Roble, el Acueducto Paraíso, que abastece a 230 personas de zona rural del municipio.
En Tres días de trabajos continuos se ha intervenido el incendio con más de 50 horas de vuelo, 500 hombres en controles terrestres y 100 en la zona de operaciones.
Aproximadamente 350 descargas de agua correspondiente a 224.000 galones se han regado en más de 150 kilómetros cuadrados.
En la mañana de este martes continuarán los trabajos de remoción de escombros y control del fuego en el sector, y 50 personas más entrarán a apoyar las labores de liquidación del fuego.
Mientras tanto, avanzan las indagaciones por parte del CTI de la Fiscalía, quienes asumieron la investigación del hecho, que según el ministro de medio ambiente Gabriel Vallejo, fue causado por cazadores de armadillos.
“Sobre la investigación judicial, el Vicefiscal General de la Nación envió una comisión especial que está haciendo una investigación exhaustiva y confío que en los próximos días haya resultados”, indicó el ministro Vallejo.

 

Agregó que son dos hipótesis las que se manejan al respecto “La primera habla de un grupo de cazadores de armadillos, quienes estarían buscándolos cerca de sus madrigueras usando fuego para obligarlos a salir. La segunda hipótesis, podría ser que se trata de globos que habrían sido enviados en la noche del viernes, cuando inició el incendio”.

 

Cabe recordar que el delito de incendio tiene una pena de hasta 15 años y el delito de daño a los recursos naturales se castiga con una pena de hasta 9 años.

 

Integrantes de la Defensa Civil, Cruz Roja, voluntarios, policías y soldados y seis aeronaves laboran aún en el lugar de la conflagración.

 

Las autoridades instaron a la comunidad a que denuncie cualquier información que ayude a dar con el paradero de las manos criminales que causaron el incendio.