Bomberos de Cundinamarca, Defensa Civil y el Ejército controlan las emergencias.

Incendio forestal
Cortesía Capitán Álvaro Farfán @BomberoFarfan

Los organismos de socorro de Cundinamarca atendieron este fin de semana varios incendios forestales que se registraron en 11 municipios, los cuales consumieron más de mil hectáreas de vegetación.

El trabajo de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres, el Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, la Defensa Civil, el Ejército Nacional y las alcaldías locales permitieron controlar las conflagraciones.

Las principales emergencias por llamas se presentaron en los municipios de Guayabetal, Gama, Sesquilé, Guatavita, Guaduas, Ricaurte, Cáqueza, Machetá, Quetame, Choachí, y Chipaque.  

El capitán Álvaro Farfán, delegado de Bomberos Cundinamarca, aseguró que en el 2018 se han visto afectados por este tipo de emergencias 30 de los 116 municipios del departamento. 

Informó que en más del 50% de la región han reportado conatos de incendios o pequeñas quemas que se salen de control.  

"El 90% de los incendios forestales en Cundinamarca son provocados por las famosas quemas controladas, en algunos sitios donde generan depósitos de residuos vegetales, cuando hacen las talas, en todos esos sectores hacen estas quemas por el control de basuras y este es el generador inicial de los incendios forestales" aseveró el capitán.  

Farfán hizo además un llamado  a las administraciones municipales para que refuercen las medidas de control que permitan evitar este tipo de emergencias. 

También extendió una solicitud a la Fiscalía, la Procuraduría y la Policía para que apliquen las sanciones correspondientes e investiguen los incendios provocados. 
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido