Foto: RCN La Radio

En Chíquiza, Moniquirá, y Sotaquirá en límites con el municipio de Gámbita, Santander, están activos 3 incendios forestales de grandes proporciones. Las llamas que sobrepasan los 6 metros de altura, han destruido entre Moniquirá y Sotaquirá alrededor de 700 hectáreas de vegetación nativa.   “Estamos asistiendo la emergencia con personal de Defensa civil, Cruz Roja, unidades de la Policía y el Ejército, pero el terreno montañoso y los fuertes vientos dificultan la extinción del fuego”, dijo Alirio Rozo Millán, director de la Gestión de Riesgo de Boyacá.   Por su parte el Coronel Luis Erbin Guío Cortes director de la Defensa Civil seccional Boyacá “En la tarde de ayer, otra conflagración se reportó en el municipio de Samacá, donde una vivienda estuvo a punto de incinerarse, pero afortunadamente, pudimos llegar a tiempo los organismos de socorro y evitar afectaciones graves”.   En lo corrido del año, en Boyacá se han atendido emergencias por 136 incendios, y estas conflagraciones ha destruido 2000 hectáreas de vegetación nativa y bosques, y el 25% de las afectaciones se han presentado en páramos.   En los últimos 5 días se han registrado 15 incendios forestales Boyacá.   Los incendios activos se quieren apaciguar con tres aviones que eran utilizadas para asperjar cultivos ilícitos con glifosato, y que hoy estarán a cargo de atender la emergencia por aire en estos incendios, arrojando agua con líquido retardante en el sector afectado.   Estos aviones estarán en Boyacá durante máximo 5 días, atendiendo las emergencias según su avance. La base de operación de estos aviones, se dispuso en el aeropuerto de Paipa, desde donde se coordina la operación para la extinción del fuego.   Según la gestión del riesgo 46 municipios están en alerta roja y hoy se reportan 19 localidades en desabastecimiento de agua potable.