Más de 176 internos del pabellón uno del establecimiento penitenciario de alta y mediana seguridad de Cómbita, iniciaron una huelga de hambre para protestar por la deficiente prestación en el servicio de salud y por la aparente vulneración de los derechos de los reclusos.

Dentro del pliego de peticiones se advierte que un interno identificado como Norberto Manrique Bernal debe ser atendido inmediatamente pues registra una parálisis facial desde hace más de 25 días.

En un extenso comunicado denunciaron las fallas que están ocurriendo.

“Hacemos denuncia pública por la violación a nuestros derechos fundamentales como es el derecho a la salud, poniendo en riesgo nuestras vidas al no tener una atención oportuna y digna en las enfermedades que nos aquejan y esto hace que se convierta en una tortura continua y sin una solución pronta y verdadera”.

Los internos señalaron también que no existe una clasificación entre condenados e indiciados.

Culparon directamente de la crisis del sistema carcelario en Colombia al gobierno nacional.

“Padecemos la mala administración de los recursos que la nación aporta a nuestro sostenimiento, entre ellos, al ministerio de justicia, al instituto nacional penitenciario y carcelario INPEC, a la unidad de servicios penitenciarios y carcelarios USPEC, al ministerio de salud y protección social”. 

El personero de Cómbita, Jhon Fredy Florez en diálogo con RCN Radio anunció que adelantarán una inspección del pabellón donde se realiza la protesta, esto con el fin de garantizar que la huelga de hambre, se desarrolle en completa calma.