Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ventilador, Boyacá, FIBA
RCN Radio

En tiempo récord, un grupo de investigadores boyacenses diseñaron un prototipo de ventilador mecánico que espera la  certificación del  Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), para ponerlo al servicio de los centros hospitalarios del país y apoyar la contingencia que se presenta por causa del coronavirus.

Sara Cadena, bacterióloga y  estudiante de la Especialización en Gerencia de Empresas de Salud, Bryand David Salamanca estudiante de décimo semestre del programa de Ingeniería Electromecánica, y el médico internista y docente de la UPTC Yardani Rafael Méndez, conformaron la empresa boyacense ´onLap´, y durante un mes trabajaron día y noche en el desarrollo intelectual de este modelo de bajo costo, diseñado para asistir a pacientes críticos por la COVID-19.

Lea también: Investigador español aseguró que si hay suerte, "habrá una vacuna española en 2021" 

El ventilador que hasta el momento se ha financiado con recursos propios se caracteriza por ser un dispositivo liviano y fácil de cargar . Sus  creadores lo han denominado ´FIBA´, término que en lengua Muisca significa ´viento´, y que representa   la esencia de la vida en tiempos de pandemia. 

Según el estudiante de Ingeniería Electromecánica de la UPTC Bryand Salamanca, el ventilador tiene un sistema neumático que funciona con presión aire - oxigeno y cuenta con una batería de tres horas de duración. Adicionalmente, dicho prototipo fue diseñado para que se pueda construir con elementos de fácil consecución en el mercado colombiano.

Por su parte,  Sara Cadena, señaló que el equipo se fabricó bajo los lineamientos y las pruebas de calidad que pide el INVIMA, y cumpliendo las normas que exige las ISO. 

Le puede interesar: Polonia cierra temporalmente doce minas de carbón por casos de coronavirus

“Este equipo esencial no está disponible en el país, es seguro en lo que tiene que ver con electromagnetismo, seguridad del paciente y con los riesgos, estamos trabajando contrarreloj, porque entendemos que los casos están aumentando rápidamente y porque se necesita un apoyo muy importante de este tipo de ventiladores, más amigables con el usuario”, señaló la investigadora. 

Por ahora , el ventilador ´FIBA´  deberá surtir el riguroso proceso de certificación por parte del INVIMA que tendrá una duración aproximada de tres meses. Este trabajo se realizará con el acompañamiento técnico y científico de la UPTC. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.