Una profunda investigación adelantan las autoridades de salud en el Huila para detectar el origen y los efectos que están dejando los elevados niveles de flúor que presentan los habitantes del municipio de Palermo, donde consumen agua potable de pozos o aljibes, ante la falta de un sistema de acueducto.

Sandra Tovar delegada del Ministerio de Salud, confirmó que en compañía de las distintas entidades de salud se realizan estas evaluaciones para descartar graves enfermedades en estas comunidades huilenses, como la esclerosis esquelética.

Agregó que les preocupa lo que está sucediendo en el municipio de Palermo, por los casos que han sido denunciados y muestran los delicados efectos, que dejan los altos índices de flúor en la calidad de vida de los huilenses.

Las autoridades de salud en el departamento están a la expectativa de estos estudios con el propósito de tomar acciones preventivas para evitar mayores afectaciones en la salud de los huilenses.