Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Proyecto Cruce de la cordillera central - Archivo RCN Radio Quindío
Proyecto Cruce de la cordillera central - Archivo RCN Radio Quindío

El Instituto Nacional de Vías (Invías) y la Agencia Nacional de Seguridad Vial lideraron un recorrido por el proyecto Cruce de la Cordillera Central, que se entregó y entró en funcionamiento en noviembre del año pasado, con el fin de verificar las condiciones del corredor y plantear alternativas para evitar accidentes.  

En la actividad participaron gremios del transporte, autoridades locales, veedurías y otros actores que están directamente relacionados con la operación de esta vía que conecta los departamentos de Tolima y Quindío. 

Luego del recorrido se anunciaron diferentes medidas que se adoptarán desde los sectores público y privado para cumplir dicho propósito. Entre ellas se encuentra la construcción de una rampa de frenado a la salida del viaducto Yarumo Blanco, el puente más largo y de mayor inclinación del proyecto, ubicado en el departamento del Quindío, en sentido Cajamarca – Calarcá. 

Lea aquí: Cinco integrantes de una misma familia murieron en accidente del túnel Los Venados.

“Está contemplado que, una vez sale el carro del Yarumo, tiene la posibilidad de hacer una rampa de frenado pero corta. Como ahí teníamos la torre grúa, el campamento y todos los elementos en donde se construyó el puente y la carretera, el plan que se tiene es desmontar esto y hacer ahí una rampa de frenado”, indicó Juan Esteban Gil, director de Invías. 

El funcionario aclaró que las rampas de frenado no están reglamentadas en Colombia y el Cruce de la Cordillera Central no cuenta con espacio suficiente para la construcción de otras obras de este tipo. Afirmó que esta es una infraestructura moderna que cumple con todas las especificaciones de seguridad.

Por su parte Luis Felipe Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, explicó que para reducir la siniestralidad se implementarán alternativas como planes de gestión de velocidad, control de temperatura de frenos y señalización en puntos específicos.

“Se definió establecer un esquema de gestión de velocidad, también se acordó fortalecer el esquema de seguimiento a algunos municipios para generar más control y pedagogía, y de igual manera robustecer los temas asociados al control a la temperatura de frenos en los momentos duros de descenso”, expresó Lota.  

Según Invías, desde que se inauguró el cruce se han reducido los accidentes en un 93%, ya que anteriormente se presentaban, en promedio, 50 casos mensuales, y actualmente la cifra se encuentra sobre siete. Este resultado se obtiene pese a que el flujo de vehículos sobre esta carretera ha aumentado en cerca del 50%. 

En otras noticias: Día sin carro: No habrá en el mes de febrero en Bogotá.

El siniestro más grave que se ha registrado desde que entró en servicio la obra fue el choque múltiple en el túnel Los Venados, que dejó ocho personas muertas y más de 30 heridas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.