Una de las alternativa que presentó la alcaldesa está enfocada en la vía rápida es la de Santiamen que queda por la vereda del Hato.

En un verdadero dolor de cabeza se ha convertido el paso por la vía que de Bogotá conduce a La Calera debido a la gran cantidad de accidentes y al bloqueo que se presenta por el pesado tráfico vehicular, lo que hace imposible la movilidad.

La alcaldesa del municipio de La Calera, Ana Lucia Escobar, confirmó que la situación es muy crítica por la cantidad de dificultades que se presentan y las incomodidades que a diario tienen que vivir los habitantes de este sector.

“Este es un problema complicado y desafortunadamente tengo que decirlo, pero ese tramo de los patios a Bogotá, es netamente de la capital, pero cualquier decisión que tome Bogotá me afecta directamente a mí, a la gente de La Calera”, afirmó.

Agregó que “esta es una verdadera problemática porque esta vía ya no da más, no solo por los ciclistas, sino que es porque es una vía que tiene todos los usos, como la carga pesada, el transporte público y los ciclistas de los domingos y entre semana, toda clase de congestión y esta es una vía que no es apta para esto”.

La mandataria local ratificó que esta problemática se debe analizar con lupa pero de forma conjunta entre las autoridades de La calera y Bogotá, para consolidar un proyecto que permita definir con urgencia que se necesita otra vía de acceso.

“El problema es de fondo porque La Calera necesita otra vía y en principio deberíamos sentarnos a mirar una estrategia con la Alcaldía de Bogotá, al doctor Bocarejo, a quien le he enviado varios oficios pero desafortunadamente no hemos sentido que nos ponga atención para tomar entre los dos decisiones que nos permitan mejorar”, manifestó.

La alcaldesa además fue enfática en afirmar que esta vía no se puede cerrar porque se haría un gran daño para la comunidad que vive por estos sectores de Cundinamarca.

“Yo personalmente creo que esta vía no se puede dejar para ciclovía los domingos, eso sería un absurdo porque por donde entra la gente de la calera porque no tenemos más vías de acceso y no solo La Calera sino las otras regiones del Guavio en Cachetá, Cundinamarca”, destacó.

Una vía alterna

Una de las alternativa que presentó la alcaldesa está enfocada en la vía rápida es la de Santiamen que queda por la vereda del Hato, donde se podría distribuir la movilidad.

“Nosotros si cogemos esta vía salimos al centro  de Bogotá, exactamente a Monserrate y si esa vía Bogotá le hace mantenimiento  y en La Calera en su parte que le corresponde esa podría ser una alternativa para ciclistas y para los carros para que se descongestione la que tenemos y la vía de ‘El Codito’ sería una solución grande como vía alterna”, afirmó.

Por su parte, los ciclistas como Gian Angel Jorge, coincidieron que la solución a esta problemática de movilidad a La Calera es otras vía de acceso que permita tener una mayor movilidad.

“Muy de acuerdo con ella en lo que propone acá pensamos nosotros como ciclistas que la solución de fondo no es cerrar la vía porque esta se puede compartir y nosotros estamos demostrando en nuestras salidas, que con un buen comportamiento y una adecuada pedagogía  entre los ciclistas y los automotores se puede compartir este corredor vial con mucha responsabilidad”, manifestó.

El representante de los deportistas confirmó que por este corredor vial se están movilizando más de cinco mil ciclistas que están promoviendo ese escenario y se está dinamizando la economía de esta región, por lo que se requieren soluciones inmediatas y definitivas.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido