La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, dará a conocer los resultados de las pruebas practicadas a un químico que fue utilizado para la fumigación de cultivos de papa en el municipio de La Calera, el cual cayó al río Teusacá. El director de la CAR, Néstor Franco, señaló que el químico que fue encontrado en el agua no pudo ser identificado en el laboratorio de la entidad, por lo que se tuvo que buscar uno particular debido a que uno de los componentes es muy complejo. "Nosotros, a prevención, estamos evitando que se capte agua de la quebrada La Nutria mientras no tengamos plena certeza de que no hay ni una sola gota de pesticida sobre ella", dijo el señor Franco. Agregó que lo más importante de esta situación es que el servicio de suministro de agua potables es normal a los municipios de Sopó, Tocancipá y la Calera por donde pasa el río Teusacá. El director de la CAR se mostró confiado en que se pueda levantar la declaratoria de emergencia sanitaria en la región.