Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

A la cárcel de Picaleña fueron enviados padrinos de la pequeña Sarita Salazar

El Juez Quinto Penal Municipal con funciones de control de garantías de Ibagué impuso medida de aseguramiento intramural en contra de Ángela Johanna Guerra y Edilberto Rojas, los padrinos de la pequeñas Sara Salazar, quien murió víctima de maltrato y violencia sexual tras ser remitida en delicadas condiciones de salud desde el hospital local del municipio de Armero-Guayabal.

Con velas los ciudadanos exigieron justicia frente al caso de Sarita Salazar (Foto: RCN Radio)



El Juez Quinto Penal Municipal con funciones de control de garantías de Ibagué impuso medida de aseguramiento intramural en contra de Ángela Johanna Guerra y Edilberto Rojas, los padrinos de la pequeñas Sara Salazar, quien murió víctima de maltrato y violencia sexual tras ser remitida en delicadas condiciones de salud desde el hospital local del municipio de Armero-Guayabal.

Atendiendo el pedido de la Fiscalía, el operador judicial determinó la reclusión de los dos procesados en las instalaciones del centro penitenciario de Picaleña, al considerar que ambos constituyen un peligro para la sociedad.

Así fue la audiencia

La audiencia preliminar concentrada que inició cerca de las 8:30 de la noche se prolongó hasta cerca de las 3:30 de la mañana. Durante la misma, el Juez a cargo del caso encontró ajustados a la ley los términos en los que se hicieron efectivas las órdenes de captura, avalando el respeto a los derechos de los detenidos.

Posteriormente dos fiscales especializados, uno adscrito a la Unidad de Reacción Inmediata y otro a la Unidad de Delitos Sexuales expusieron el material probatorio para enrostrar tres conductas punibles a los procesados.

A Ángela Johanna Guerra, el ente acusador le imputó los delitos de homicidio y tortura agravados, al igual que acceso carnal violento, mientras que a Edilberto Rojas, la Fiscalía lo señaló como presunto autor de la conducta de tortura.

El  Juez de Garantías al frente de las audiencias preliminares consideró que por tratarse de un caso en el que se encuentra involucrada una menor de edad y para proteger la investigación, las diligencias se efectuaron sin presencia de asistentes ni medios de comunicación.

Ciudadanos exigieron justicia

[imagewp:346176] Con velas los ciudadanos exigieron justicia frente al caso de Sarita Salazar (Foto: RCN Radio)

Portando velas blancas un grupo de ciudadanos aguardaron a las afueras del edificio del Palacio de Justicia de Ibagué por la llegada de los presuntos responsables de la tortura y posterior muerte de Sara Salazar, de apenas tres años de edad.

Con indignación los manifestantes exigieron a la justicia severidad a la hora de imponer penas contra los procesados por este caso que calificaron como una atrocidad.



Otras ciudadanas pidieron que se establezcan responsabilidades incluso de los funcionarios públicos que concedieron la custodia de la menor y que desde su opinión fueron negligentes al no hacer el seguimiento debido.



Finalmente algunas madres de familia pidieron que estos hechos no se repitan e insistieron en la urgente aprobación de la cadena perpetua para abusadores y asesinos de niños.



Se espera que en el transcurso de la mañana se surtan los trámites correspondientes para la remisión de Ángela Johanna Guerra y Edilberto Rojas hacia su lugar de reclusión.