Monseñor Luis Augusto Castro Quiroga. Foto: Archivo RCN Radio.

Tras la decisión de la Sala Plena de la Corte Constitucional, que determinó la aprobación del matrimonio para parejas del mismo sexo en Colombia, con una votación de 6 magistrados a favor y 3 en contra; el presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, considera que dicha aprobación, es apenas el comienzo de un proceso que pretende poner en crisis la identidad humana. Castro Quiroga se refirió a esta decisión y señaló que, “no es que este muy contento, pero tampoco es que me parezca que esto sea una desgracia”; sin embargo, indicó que lo que más le preocupa es que esto hace parte de un proceso que tiene propósitos de acabar con la distinción de género. “Lo que me preocupa es todo el proceso mundial que se está adelantando, del cual esto es una parte; pero todo el proceso tiene unos objetivos muy definidos, que tal vez ni siquiera las personas que se usufructúan de estos beneficios, que les dá la corte, son consientes y ese objetivo es acabar con la distinción de lo masculino y femenino, acabar con la realidad del padre y la madre”, señaló el alto prelado. Monseñor Castro Quiroga indicó además, que le preocupa que crean que pueden llegar a transformar al ser humano, a como les plazca y que pueden llegar a poner en crisis la identidad humana. Precisó que este no es un problema, ni religioso, ni ético, sino que es un problema antropológico y que ojalá la corte algún día diga, hasta dónde quiere llegar, para saber qué se puede promover en ese sentido.