Foto: Hospital San Rafael de Tunja.



En el plan de desarrollo del departamento quedó contemplada la certificación de los hospitales de las principales ciudades de Boyacá y en tal sentido el Secretario de Salud en este departamento, señaló que se aspira a que a más tardar en el 2020, estos centros hospitalarios se encuentren certificados.

En Boyacá en este momento no existe ninguna institución hospitalaria certificada, por esta razón lo que se busca es que al igual que instituciones como: El Hospital San Ignacio de la Universidad Javeriana, el Hospital Pablo Tobón Uribe, la Fundación Shaio y el Hospital San Vicente de Paul, entre otros.

Los hospitales de las principales ciudades de Boyacá entrarían en este proceso y según Pertuz, los estándares de calidad le darían la garantía al paciente de que va a acceder un servicio humano, calificado, cálido y amigable. En ese orden de ideas, ya se ha dialogado con los gerentes, del os hospitales de Tunja, Duitama, Sogamoso y Chiquinquirá, quienes han manifestado su intención en entrar en este proceso de certificación.

Dicho proceso es escalonado en el tiempo y no se concibe como una meta, sino un proceso cuyo propósito fundamental es implementar y preservar los estándares para brindar una mejor atención a los pacientes.