Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La sequia golpea fuertemente al Huila

Los pastos están secos en gran parte del Huila. Foto RCN La Radio


Grandes pérdidas en cultivos han tenido los campesinos del Huila por la intensa sequia que se registra en 28 de los 37 municipios del norte del departamento.

Luis Augusto Oliveros es un campesino de la vereda ‘Cerro Neiva’, que vio con tristeza cómo sus cultivos se secaron debido a las fuertes temperaturas que se registran en el territorio huilense.

“Cultivé frijol y tuve una gran pérdida porque la matica no pudo dar el fruto yo había sembrado unas 16 hectáreas de frijol y todas se me secaron porque no llovió, lo que para mí fue muy grave. Lo mismo me pasó con dos hectáreas de lulo que también se secaron porque no me resistieron el verano, al igual que la granadilla”, afirmó.

Pero la falta de agua para el consumo humano, los animales y los cultivos se convierten en la mayor preocupación para Marta Murcia, una huilense que vive en la vereda ‘El Chapuro’, donde tiene que realizar grandes esfuerzos para conseguir el agua luego que sus fuentes hídricas se secaran.

“El verano nos tiene seco el café y el plátano, pero las mayores dificultad es por el agua, teniendo en cuenta que los ríos se nos han secado y nos toca ir a los caños para coger agua pensando en nuestras necesidades basicas. Pero la gente está atemorizada porque el ganado y los cerdos se nos pueden morir”, subrayó.

Por su parte los arroceros en el Huila se declararon en quiebra al no tener el agua suficiente para sus cultivos. Así lo confirmó Luis Eduardo Rodríguez, un arrocero de la vereda Polonia del Municipio de Villavieja, donde las temperaturas superan los 40 grados centígrados.

“Ya no tenemos agua para los cultivos y se nos han dañado así que nos ha tocado sembrar por etapas, pero es muy difícil porque corremos el riesgo que se pierda la producción”, resaltó.

Los ganaderos confirmaron que la falta de comida para los animales, es otra de las consecuencias que les deja la temporada seca.

“Los pastos están quemados y no tenemos comida para nuestros animales así que la pérdida es muy grande para todos nosotros que dependemos de la ganadería”, subrayó Luis Tovar, ganadero del departamento.

En el Huila la sequía ha dejado pérdida en más de 8 mil 800 hectáreas de pastos, bosques nativos y cultivos que han sido arrasados por los 456 incendios, que dejan como el más grave el que se registra en Palermo que después de ocho días no ha podido ser apagado por los bomberos.