Nelcy Cuellar, secretaria de Educación del Caquetá.

Con el propósito de disminuir los altos índices de deserción escolar que se presentaron en el 2017, donde hubo cerca de 2.500 niños que se fueron de las aulas escolares, la Secretaría de Educación del Caquetá, viene realizando jornadas especiales de matrículas.

Nelcy Cuéllar, secretaria de Educación del Caquetá, manifestó que son varios los factores que generaron la deserción escolar el año anterior.

“Muy complicado al final del año porque se nos fueron alrededor de 2.500 niños, por varios factores, entre ellos, el tema económico, otro fue desmotivación escolar por parte de los padres de familia que dijeron el niño va flojito en el año, ya no vuelva más a la escuela y quédese trabajando y ayudando en la finca, el otro fenómeno que se presentó, fue que se fueron con sus familias a buscar más tierras, a seguir deforestando y en busca de que les titulen predios baldíos”, explicó Cuéllar.

Los municipios más afectados por la deserción escolar son Florencia, San Vicente del Caguán, Puerto Rico y Cartagena del Chairá.