Un total de ocho personas resultaron quemadas con pólvora durante las fiestas de fin de año en el Caquetá. Yuber Ramón Buitrago, secretario de Salud del Caquetá, dijo que pese a las campañas y los controles hechos por las autoridades, hubo personas que utilizaron la pólvora, dejando finalmente cinco adultos y tres menores de edad con heridas ocasionadas por los juegos pirotécnicos. “Desafortunadamente tenemos un balance durante estas festividades de ocho quemados, cinco de los cuales son adultos y tres son menores de edad”, afirmó. Aseguró que por fortuna no hubo heridos con balas pérdidas y los accidentes de tránsito disminuyeron comparativamente con el 2016. Las autoridades esperan que las cifras de personas quemadas con pólvora no aumenten durante el puente festivo de reyes magos.