Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Risaralda
Foto Osvaldo Parra

Un líder de las comunidades indígenas de Risaralda amenazó con detener y poner en el cepo a los enfermeros y vacunadores que vayan a sus territorios a vacunar contra la covid-19 a la población, sentenciando igualmente que van a decomisar las dosis del inmunizante.

La clara advertencia está dirigida a los enfermeros del Hospital San Pedro y San Pablo de Pueblo Rico, y a todo aquel promotor oficial de vacunación contra la covid-19, que quiera ingresar a la zona dos del Gran Resguardo Unificado de Pueblo Rico, ubicado en Santa Rita, al occidente de Risaralda.

RCN Radio obtuvo un audio que el profesor de la Institución Educativa Indígena de Santa Rita, Bernardo González, puso a rodar entre la dirigencia y las comunidades, advirtiendo lo que pasará en su zona del resguardo si ingresan los vacunadores.

Noticia de Interés: Docentes no vacunados estarían siendo obligados a dictar clases presenciales en Risaralda: Sindicato 

Según el dirigente, ya tiene lista la guardia indígena de su zona para intervenir ante la presencia de los vacunadores, alertando a toda la comunidad para que esté expectante.

“Yo no quiero ver vacunando por coronavirus en la zona, yo ya tengo mi guardia, él que exija, un promotor, un enfermero, a vacunar a las personas, obligando que vacunar, yo tengo las guardias a coger para el cepo”, sentenció el dirigente indígena.

En este sentido, explicó que se va a autorizar para que los vacunadores sean sometidos al cepo por 24 horas, a la espera de que sea el mismo gerente del Hospital de Pueblo Rico quien vaya por los funcionarios, señalando que en caso de que no lo haga, esos enfermeros deberán permanecer 48 horas en el cepo.

Noticia de Interés: Tras el retorno a colegios en Pereira fue diagnosticado primer estudiante con covid-19

“Ya saben muchachos, las guardias están dispuestas a coger a esos enfermeros, o sino les vamos a quitar las vacunas de coronavirus, y si tenemos que salir a la minga, lo haremos para que respeten a los indios”, reiteró.

Sobre esta clara amenaza en contra de los enfermeros y los vacunadores del hospital de Pueblo Rico, ni las autoridades de salud del departamento, ni la Gobernación, ni la alcaldía de esta localidad de Risaralda han expresado pronunciamiento alguno, en lo que podría constituirse en una franca violación al derecho a la salud que también tiene la población indígena del país.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.