Foto: Cortesía Prensa Gobernación de Boyacá.



Según el director de la dirección departamental de recaudo y fiscalización, Jefer Ochoa, se vienen incrementando dichos operativos  con el fin de garantizar que los comerciantes cumplan con la normatividad en materia de estampilla en licores y para evitar que se comercialice licor adultuterado

De acuerdo con la información entregada por el funcionario, se han decomisado en la presente vigencia, al menos 5 mil latas de cerveza, aproximadamente unas 15 mil unidades de licor adulterado y unas 20 mil cajetillas de cigarrillo.

Este fin de año el licor que sea incautado, será destruido por parte de esta dependencia departamental, la cual desde ya anuncia rigurosidad en las operaciones, con el fin de evitar la evasión de impuestos, pero además se evita que el licor adulterado sea consumido por parte de personas que por ahorrar algunos pesos, ponen en riesgo su salud.