Angélica María Rodríguez, directora de la URT en Caquetá,

En el 2018, la Unidad de Restitución de Tierras espera entregar más de 4000 hectáreas a víctimas de despojo y abandono forzado de tierras en el Caquetá. Una vez se profieran los primeros fallos por parte de la justicia a favor de las víctimas del conflicto, se consolida esta política de Estado en una región afectada por la violencia y donde estamos trabajando, para generar un escenario sólido de paz para Colombia”.

Así lo anunció Angélica María Rodríguez, directora de la URT en Caquetá, al cierre de la jornada de rendición de cuentas de la entidad, para la vigencia 2016. En el encuentro fueron presentados los principales resultados, en el tema de reparación a las víctimas del conflicto.

El encuentro fue realizado en las instalaciones de la Universidad de la Amazonía y contó con la presencia de 200 personas que representaron a las comunidades vinculadas al proceso. Ellos afirmaron que  ven con esperanza su futuro, gracias al trabajo de la Unidad de Restitución de Tierras.

“Nosotros lo que queremos es una oportunidad para progresar. Llevamos muchos años lejos de nuestras tierras. Mi esposo es mototaxista y trabaja al jornal y yo arreglando casas y lavando ropas. Entonces queremos que nos den la oportunidad de recuperar nuestra tierra para cambiar nuestro futuro” manifestó Leidy Delgado, solicitante de predio abandonado en el municipio de Curillo.

En su exposición, la directora Rodríguez destacó que, gracias a los esfuerzos de la Fuerza Pública por consolidar la seguridad en zonas que fueron por años controladas principalmente por las Farc, la URT está trabajando en 14 municipios, para dar respuesta a 2011 solicitudes de restitución.