Cargando contenido

Los líderes de esta acción popular reconocieron que la iniciativa avanza a buen ritmo.

Páramo de Rabanal en Boyacá.
Páramo de Rabanal en Boyacá.
Corpochivor (autoridad ambiental).

Diferentes sectores sociales que adelantan una campaña en Boyacá para impedir que se realice exploración sísmica en este territorio, reportaron que ya son más de 10 mil las firmas que han recolectado para respaldar la petición que elevarán ante las autoridades nacionales.
 
Fabio Medrano, promotor de la acción popular, aseguró que evitar que se adelanten proyectos de exploración sísmica en el territorio, es el principal objetivo de esta tarea que hasta el momento ha recibido el apoyo de diversos sectores.
 
“Este proyecto lo desarrolla una multinacional de gran experiencia en exploración convencional y no convencional, eso nos lleva a pensar que la intervención se desarrollaría con metodología fracking. varios son los municipios que
denuncian exploración de este tipo, pero además falta de oportunidades laborales”, dijo el líder ambiental.

Ciudadanos de los municipios de Cucaita, Sutamarchán, Simijaca, Santa Sofía, Caldas, San Miguel de Sema, Villa de Leyva, Chiquinquirá, Buenavista, Tinjacá, Ráquira, Sáchica, Cóper y Pauna, están participando del proceso.
 
Este ambientalista señaló que la acción popular es de carácter preventivo y busca que sesuspenda de forma inmediata y liquiden ese contrato de exploración sísmica, además toda intención de estos propósitos en el departamento, no los queremos”.
 
Algunos sectores han afirmado que de ser necesario, iniciarán una protesta nacional para frenar la exploración sísmica que se desarrolla a través de un contrato entre la Agencia Nacional de Hidrocarburos y el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), para determinar qué zonas de Boyacá están habilitadas para extraer hidrocarburos.

La multinacional de origen polaco Geofizyka Torun,  es la empresa que empezó la fase de exploración y generó malestar entre habitantes del municipio de Socha, quienes iniciaron protestas y plantearon la posibilidad de convocar consultas populares para prohibir definitivamente cualquier tipo de explotación minera.
 
Nosotros advertimos a la ANH y les demostramos que para explotar hidrocarburos, hay que pasar por diferentes pasos y la roca que envuelve esta región no puede tener nada que ver con fracking, dijo Medrano.
 
Esta iniciativa es respaldada por el gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya, y por los sectores ambientalistas de la región, quienes señalaron que su departamento tiene vocación agrícola y por tanto temen lo que pueda pasar si se inicia el fracking.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido