Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Km 38+900 de la vía Calarcá - Cajamarca
Cortesía: Prensa Invías

El profesor Oswaldo Ordóñez de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional, explicó en RCN Radio las razones de los deslizamientos que se están presentando en el kilómetro 39 de la vía Calarcá - Cajamarca y que ha ocasionado el cierre por horas del Alto de La Línea. 

De acuerdo con el experto, el material proveniente de explosiones volcánicas que reposan en la Cordillera Central, sería el responsable de estos deslizamientos.

"Esa región desde Ibagué, Tolima y hasta el Quindío, está cubierta por espesas cenizas. Hay zonas donde hay hasta 3 o 5 metros de piroclastos y de cenizas. Estos materiales (pese a que son los que le han dado la fertilidad a estos suelos) se saturan con tanta lluvia... llega un punto en que ya no pueden retener más y simplemente colapsan, pierden su ángulo de estabilidad natural y por el peso, pues simplemente se van para abajo", explicó.

Lea también: Operador del Teleférico en Monserrate apelará sanción de la Supertransporte

De acuerdo con Ordóñez, el material que se desprende de la montaña es tan grande, "que también es capaz de arrancar pedazos de roca, del macizo rocoso que hay en esa zona, que son en general rocas metamórficas (para el lado del Tolima) y rocas volcanosedimentarias deformadas".

Agregó que "vienen del volcán Machín que queda más abajo de Cajamarca (Tolima), del volcán Tolimán que queda cerca del río Combeima y los volcanes que hay en la cadena Nevado del Ruiz (Tolima), que desde hace más o menos dos millones de años tuvieron mucha actividad y han explotado o detonado muchas veces esparciendo cenizas por toda la región Andina".  

Sin embargo, el profesor de la Universidad Nacional dijo que la deforestación también tiene su efecto en este tipo de eventualidades.

"Es un proceso que se acentúa con esa mentalidad de tumbar bosques y tumbarlo todo para sembrar arracachas y hacer potreros. Las montañas quedan desprovistas de la vegetación boscosa, que es la que amortigua y protege de la saturación de aguas por lluvia", indicó.

Le puede interesar: Avanza proyecto de ley que busca convertir a Colombia en potencia bioceánica regional

En ese sentido, explicó que a pesar de la magnitud del derrumbe, este no afecta la integridad del Túnel de La Línea o de los cuatro túneles continuos a esa megaobra.

"Eso que está pasando no tiene absolutamente nada que ver con el Cruce de La Línea. Por ejemplo, si lo comparamos con el cuerpo humano, lo que está pasando es como decir en la piel y los túneles son un hueso, por eso es muy difícil que lo afecten", dijo.

Explicó también que es "casi que imposible evitar que estas cosas pasen", mientras concluyó que una posible solución "sería hacer una nueva vía llena de viaductos o de falsos túneles mucho más grandes que el actual, de por lo menos 30 kilómetros. Los trabajos de remoción controlada, es lo mejor que se puede hacer ante esta problemática para poder dar vía por pedazos y hacer fuerza para que pare de llover". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.