Con un disparo de escopeta la señora María Briseida Garvito acabó con la vida de su esposo, Berezaid Vargas, en el marco de un episodio de violencia intrafamiliar.

Un hecho de sangre se registró en la vereda Buenavista del municipio boyancense de Chitaraque en donde, en el marco de un episodio de violencia intrafamiliar entre María Briseida Garavito González y su esposo, Berezaid Vargas, terminó cuando la mujer tomó una escopeta y la disparó en contra de su cónyuge, matándolo en el proceso, según afirmaron las autoridades.

La bala perforó el estómago del agricultor, quien habría sido trasladado a un centro asistencial en donde  el sujeto murió pese a los esfuerzos de los galenos ya que el daño a los órganos internos fue masivo.

La Policía que atendió el caso, previo llamado de los vecinos, se encargó de los actos urgentes y de la captura de la presunta homicida a quien dejaron en manos de la Fiscalía 32 URI del vecino municipio de Moniquirá.

Luego de audiencias realizadas en contra de la supuesta responsable, las autoridades decidieron cobijarla con medida de aseguramiento consistente en detención domiciliaria.