Cargando contenido

Un menor de trece años de edad admitió haber cometido el crimen.

La pequeña desapareció mientras jugaba en una finca.
Un menor de 13 años sería el responsable.
Suministrada

Hay conmoción en el centro del departamento del Huila, por el atroz crimen de la pequeña Sharoll Samboní Pérez de nueve años de edad, quien fue hallada sin vida en las últimas horas por parte de las autoridades.

De acuerdo con Jennifer Pérez, madre de la menor, su hija salió de la escuela y se dirigió hacia la hacienda ‘Las Marías’ en donde la mujer trabaja. 

“Mi hija estuvo acompañándome y luego salió a jugar con una compañera de estudios. De repente me asomé y la vi conversando con otro niño de 13 años que vive en la misma finca, pero en cuestión de minutos, desapareció”, relató.

Le puede interesar: Derrumbarán edificio en el que fue violada y asesinada la niña Sandra Vásquez en 1993

Según el comandante de Policía del Huila, el coronel Juan Carlos Restrepo Moscoso, una vez la mujer notó la ausencia de su hija, salió y le preguntó al menor por ella pero este le comunicó que la niña se había marchado para su casa.

“La madre nos reporta que una vez el joven le dice que la menor se había regresado hacia la vivienda, ella va, la busca y al no encontrarla sale nuevamente desesperada pidiendo auxilio para que le ayuden a buscar a su hija”, señaló el coronel Restrepo.

Luego de buscar a la pequeña durante toda la tarde, los habitantes de la zona reportaron a la Policía la desaparición de la niña.

Hasta el sitio se trasladaron varios uniformados, quienes horas más tarde hallaron a la menor sin vida, en medio de la vegetación, aproximadamente a 100 metros de donde había desaparecido.

Lea también: Comunidad de Chía realizó vigilia por bebé asesinada por su padrastro

El informe preliminar que entregaron las autoridades en el Huila, tras el hallazgo del cuerpo, asegura que este presenta señales de violencia y se espera determinar si hubo o no abuso sexual.

El oficial Restrepo también manifestó que familiares y vecinos de la niña pretendieron linchar al menor, quien tuvo que ser custodiado.

“Mientras nuestros uniformados realizaban el levantamiento del cadáver, la comunidad enardecida quería linchar al menor, quien fue el último que tuvo contacto con la víctima, según la versión de la progenitora", explicó.

"Nosotros de inmediato ubicamos a este joven y en una patrulla lo sacamos del sector para evitar que las personas de allí tomaran justicia por sus propias manos”, agregó.

El Coronel Restrepo dijo que cuando el menor de 13 años se encontraba en la estación de Policía de Garzón, confesó que él era quien había cometido el crimen, por lo que resta investigar qué lo motivó a perpetrar este lamentable hecho.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido