John Vargas, secretario de Educación de Florencia.

Más de 17 mil estudiantes de las instituciones educativas públicas de Florencia, nuevamente se quedaron sin alimentación escolar debido a un problema jurídico que hay entre la Alcaldía de Florencia y el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas. El secretario de Educación de Florencia, John Vargas, manifestó que con el equipo jurídico están buscando alternativas que permitan que se siga entregando los alimentos a los estudiantes. “Seguimos el proceso con el equipo jurídico verificando la información, por lo que ya se la han notificado las acciones a Devora Hans, que es la representante legal del Programa Mundial de Alimentos, para poder analizar toda la acción”, explicó. Agregó que “allí hay un inconveniente y ha sido por parte de esta  organización, salvando la responsabilidad de la Secretaría de Educación, por eso vamos a seguir trabajando en busca del beneficio de los estudiantes”. El funcionario, agregó que hoy sostendrá una reunión con los rectores de los centros educativos, para evitar que se pueda presentar anormalidad académica por esta situación.