Las autoridades en el Caquetá entregaron un balance general de las personas que resultaron quemadas con pólvora durante la celebración del año nuevo, donde resultaron afectadas ocho personas.  El comandante de la policía en el Caquetá Javier Navarro manifestó que a pesar de que se adelantaron campañas y recomendaciones se siguen presentando personas afectadas con pólvora, donde se espera que durante el próximo fin de semana no se registren más afectados con elementos pirotécnicos.    De igual forma, el oficial ratificó que estas personas se encuentran bajo observación médica, donde se revisará la responsabilidad de los padres de familia.